Esteve

02/04/2014

SIRIA Y FILIPINAS, DOS DE LOS DESTINOS DE LA ATENCIÓN SANITARIA DE EMERGENCIA DE ESTEVE Y FARMAMUNDI

Más de 96.000 personas se benefician de diez intervenciones de atención sanitaria y alimentaria en ocho países gracias al Fondo de Ayuda Humanitaria de Farmamundi.

El Fondo de Ayuda Humanitaria y Emergencias de Farmamundi (FAHE), en el que participa ESTEVE, cierra el año 2013 con 10 intervenciones en 8 países del mundo que han beneficiado a 96.168 personas y donde destacan las intervenciones en Siria y Filipinas. Además, ESTEVE realizó una donación de medicamentos que se han distribuido en hospitales, dispensarios médicos y centros materno-infantiles de 21 países.

ESTEVE y Farmamundi mantienen un acuerdo de cooperación que se materializa a través de dos vías diferenciadas. Por un lado, mediante una aportación económica que se incorpora al Fondo de Ayuda Humanitaria y de Emergencia (FAHE) de Farmamundi y que permite actuar inmediatamente en casos de desastres y conflictos en situaciones de desequilibrio crónico de la salud. Y por otro lado, mediante la donación de medicamentos que son distribuidos a través del Área Logística y Humanitaria de Farmamundi (ALH).

Gracias a estas donaciones, este año se han distribuido cuatro principios activos aportados por ESTEVE: hidrocortisona, loperamida, miconazol y mebendazol en 37 expediciones en 21 países. Los medicamentos enviados se han distribuido con el apoyo de 33 organizaciones en hospitales, dispensarios médicos, centros materno-infantiles, centros de acogida de enfermos, orfanatos y asilos de países como Costa de Marfil, Etiopía, Gambia, Guinea Bissau, Mozambique, El Salvador, Ecuador y República Dominicana, entre otros. "Estas aportaciones son fundamentales y contribuyen a reducir los costes de las expediciones de ayuda a las entidades con las que colaboramos. Conseguimos que cada vez más medicamentos lleguen a más pacientes, durante un mayor periodo de tiempo y siempre primando la calidad", apunta Antonio Bugeda, responsable del Área Logística y Humanitaria de Farmamundi.

Durante 2013, el FAHE ha participado en tres intervenciones de emergencia o acción inmediata, donde 1.400 menores de 5 años han sido tratados e inmunizados contra la polio en el campo de refugiados de Dadaab, en el distrito de Fafi, al noreste de Kenia, después de que la OMS declarara la alerta en todo el Cuerno de África por los casos del virus de la polio (WPV1) detectados en Kenia y Somalia. Asimismo, en Siria se han atendiendo las necesidades básicas alimentarias y sanitarias de la población desplazada en Damasco y Homs. En Filipinas se ha prestado atención sanitaria de emergencia y apoyado las tareas de reconstrucción de infraestructuras básicas.


Siria y Filipinas, los dos grandes focos de atención humanitaria en 2013

El enquistado conflicto en Siria ha causado ya el desplazamiento interno de más de dos millones de personas, mientras que alrededor de 5 millones de sirios han buscado refugio en las vecinas Líbano, Jordania y Turquía, principalmente. Farmamundi ha apoyado el suministro de alimentos básicos (azúcar, arroz, aceite, pasta, lentejas, productos envasados) leche en polvo y mantas a más de 4.000 personas desplazadas en cinco campamentos de Damasco y Homs, y a 1.400 familias de Al Yarmouk, donde en la actualidad se estima que quedan aproximadamente 18.000 personas bloqueadas y víctimas de bombardeos y violentos enfrentamientos entre el ejército y grupos rebeldes.

"El profundo deterioro de las condiciones de seguridad, el aumento de la violencia y la falta de asistencia a la población civil están provocando un grave deterioro de la situación humanitaria. El acceso a agua potable y alimentos básicos es muy limitado, los servicios sanitarios casi inexistentes y mermados por la falta de personal médico, medicamentos, anestesia, oxígeno y otros insumos básicos", explica José Luis Daroqui, presidente de la organización, quien urge a los organismos internacionales a que intervengan. Además, desde Farmamundi se sigue reivindicando que se garanticen corredores humanitarios seguros para que las ONG puedan actuar y no se deteriore más la crítica situación que vive la población y que, tras la fallida conferencia internacional sobre el conflicto, conocida como Ginebra II, continúa esperando una solución dialogada.

En Filipinas se han apoyando las necesidades más urgentes de la población afectada por el tifón Yolanda en la provincia Visayas Centrales, con el desplazamiento de personal de DYA y Farmamundi en varias intervenciones centradas en la atención sanitaria y alimentaria inicial, fortalecimiento logístico, suministro sanitario y apoyo en la reconstrucción de infraestructuras de salud.

Atajar la desnutrición en Malí, en el Círculo de Niono

Las intervenciones de post emergencia se han centrado en combatir la desnutrición entre la población desplazada y familias de acogida de varias localidades de la región de Segoú (Malí), principalmente en Diabali, Dogofri, Sokolo y Nampala y otras ciudades vecinas (todas integradas en el Círculo de Niono). "A la preocupante inestabilidad política en el país se suma la severa sequía de los últimos años, que ha propiciado la ruina de las cosechas, la muerte de los rebaños de animales y la falta de agua. En la actualidad, en Malí se contabilizan más de cuatro millones y medio de personas en riesgo de sufrir inseguridad alimentaria, por lo que el apoyo del FAHE en los próximos meses seguirá siendo indispensable" apunta Carolina Raboso, responsable de los proyectos de Acción Humanitaria en Farmamundi, que acaba de regresar del país.

En República Dominicana, la intervención se ha centrado en el refuerzo de las capacidades locales para la prevención, mitigación y respuesta frente a desastres; así como en el fortalecimiento del sistema local de salud mediante el suministro de medicamentos a una Unidad de Atención Primaria, jornadas médicas móviles, formación sobre enfermedades epidémicas, saneamiento ambiental etc…

Por último, el FAHE ha atendido tres intervenciones de acción humanitaria en Palestina, Uganda y República Democrática del Congo. En Palestina, se ha apoyado el fortalecimiento de la salud materno infantil en la ciudad y el campo de desplazados de Jenin, y en la antigua localidad de Rumaneh, donde unas 60.000 personas se han beneficiado de la formación para la prevención de enfermedades, cuidados durante el embarazo, nutrición y hábitos saludables.

En Uganda, se ha apoyado a la población congolesa refugiada mediante el abastecimiento de medicamentos a cinco centros de salud en el distrito de Bundibugyo. También se han distribuido mosquiteras entre las familias, así como insumos para el refugio e higiene personal, reparto de leche en polvo para menores de 5 años y sesiones informativas de promoción de la salud.

Por último, cabe destacar el trabajo de mejora de la salud sexual-reproductiva y perinatal a comunidades pigmeas desplazadas en República Democrática del Congo, donde Farmamundi trabaja de manera estable desde hace más de una década. Concretamente, se han mejorado las estructuras de salud con la ampliación de infraestructuras, equipamiento, y la formación de personal sanitario. También se ha apoyado con el abastecimiento de medicamentos esenciales para la salud sexual, reproductiva y materna (con servicios de atención profesional durante el embarazo y el parto), así como el refuerzo de las estrategias de prevención de la transmisión del VIH-SIDA mediante la sensibilización comunitaria y el apoyo a la realización de diagnósticos voluntarios en la zona.

Puedes seguir a ESTEVE en Twitter en este enlace twitter.com/esteve_news.