Esteve

26/02/2018

EN DIABETES, EL USO DE LA E-SALUD ESTÁ MÁS EXTENDIDO ENTRE PACIENTES QUE ENTRE PROFESIONALES

Actualmente, la diabetes lidera la lista de apps disponibles sobre salud

Según los expertos, el tratamiento de la diabetes debería incluir la prescripción de herramientas digitales que complementen la práctica clínica diaria

La meta es empoderar al paciente empleando recursos seguros y fiables a la medida de sus necesidades y que mejoren el control de la enfermedad

Webs, blogs, Twitter, Facebook, Apps… son herramientas cada vez más presentes en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana, por lo que la salud no podía ser una excepción. Para ofrecer una visión práctica sobre los beneficios que los recursos digitales pueden aportar, ESTEVE ha organizado tres jornadas simultáneas en Sevilla, Barcelona y Madrid conectadas en directo entre sí con charlas, mesas redondas interactivas y talleres prácticos impartidos por profesionales sanitarios, profesionales de la comunicación digital, miembros de la Administración sanitaria y pacientes, y dirigidas a más de 250 profesionales sanitarios.

Actualmente, el 70% de las apps relacionadas con el entorno de la salud se dirigen a público general y el 30% a profesionales y pacientes (1). Dentro de este porcentaje, la diabetes lidera el ranking, de manera que desde 2013 el número de apps se ha duplicado y, para 2021, se calcula que se habrá triplicado (2). Teniendo en cuenta esto y el hecho de que España es el país europeo con más smartphones (3), el abanico de posibilidades que se abre en este ámbito es muy amplio. Más aún porque la diabetes es una enfermedad crónica que afecta al 13,8% de los españoles y cuya incidencia irá aumentando en los próximos años (4).

“Sin embargo, estamos viendo que determinadas facetas de la e-salud están más instauradas entre los pacientes que entre los profesionales, aunque cada vez somos más quienes aplicamos las TIC en diabetes”, según la Dra. Cintia González, consultor 1 del Servicio Endocrinología y Nutrición del Hospital de Sant Pau, profesora asociada de la Universidad Autónoma de Barcelona CIBER-BBN y coordinadora del grupo de diabetes 2.0 de la Sociedad Española de Diabetes (SED). “Igual que recetamos o prescribimos el tratamiento farmacológico, debemos prescribir también herramientas digitales que ayuden a las personas a gestionar y a controlar mejor su enfermedad”,

La Dra. Belén Benito, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, miembro de la Fundación Red de Grupo de Estudio en Diabetes (RedGDPS) y miembro del Grupo de Diabetes 2.0 de la SED, explica que “el objetivo de las jornadas es mejorar la capacitación de los profesionales, médicos y enfermeras, de atención primaria y especialistas, en el uso de las TIC para mejorar el manejo de los pacientes, proporcionándoles herramientas para que puedan autogestionar su diabetes”.

Las jornadas #diabetalks18 han incluido charlas, mesas redondas interactivas y talleres prácticos con profesionales expertos y también con personas con diabetes como Óscar López, autor del blog Reflexiones de un Jedi Azucarado. “La meta es abordar de un modo muy práctico los recursos digitales más importantes: webs, blogs, redes sociales y apps, con la idea de que los profesionales puedan ponerlos en práctica a partir del lunes cuando lleguen a la consulta”, según la Dra. González. “La idea es hacer un curso online con los contenidos generados en este encuentro”.

Empoderar al paciente con tecnología segura y de confianza

Ambas doctoras señalan que la aplicación de las tecnologías a la salud debería empezar a formar parte del currículum de los profesionales y de la formación de los Médicos Internos Residentes, ya que el proceso es imparable y cada vez estará más instaurado. La meta es dar poder al paciente y convertirle en un elemento activo en el tratamiento y seguimiento de su enfermedad mediante herramientas digitales que le faciliten una mayor comprensión de qué es la diabetes, un cambio de comportamientos en lo que se refiere a dieta y ejercicio y el control de la monitorización de glucosa que finalmente reviertan en beneficios para su salud y faciliten la comunicación con el profesional sanitario.

Las evidencias científicas existentes sobre los beneficios de la e-salud aún son pocas dado que hay pocos estudios en este sentido. Pero “un reciente metaanálisis de 14 trabajos que engloba datos de casi 1.400 pacientes concluye que el uso de una app puede bajar el nivel de hemoglobina glicosilada en un 0,5%5”, según la Dra. Benito, añadiendo que “hace poco también se ha publicado otro estudio que ha empleado la vibración del móvil para detectar neuropatía periférica en personas con diabetes”.

La selección de una u otra app deberá realizarse en función de las necesidades concretas de cada persona. Según la Dra. González, “en diabetes el tratamiento siempre es y debe ser individualizado. Y la elección de las apps debe regirse por el mismo principio, es decir, cubrir las necesidades específicas de cada uno”.

También es importante prescribir recursos seguros, confiables y que cuenten con algún sello de calidad o la evaluación de un comité científico. Para ello se puede recurrir a espacios como Diabeweb (www.diabeweb.es), creado por ESTEVE en colaboración con la RedGDPS y FEDE y que recoge los mejores recursos en Internet sobre diabetes (webs, apps y blogs) en base a criterios de calidad y de rigor científico avalados por la RedGDPS y revisados por un comité científico formado también por miembros del Grupo de Trabajo 2.0 de la SED.

En el campo de las redes sociales, ambas doctoras coinciden en que Twitter es la plataforma más utilizada para estar informado al momento y que muchos profesionales la usan para comunicarse con sus pacientes mediante charlas o chats. Por su parte, Facebook se emplea con fines más educativos, para estar informado sobre eventos y funciona más con comunidades virtuales de pacientes autorreguladas. Aquí, la Dra. González ha afirmado que “existe evidencia de que el uso de las redes sociales mejora la salud, sobre todo emocional, de los pacientes, además de mejorar el conocimiento y autogestión de su enfermedad”.

Otro recurso que cada vez se utiliza más y que es una herramienta muy útil, especialmente en pacientes pediátricos e incluso en adolescentes, es la gamificación, es decir, el uso de juegos con objetivos didácticos. “Aquí el objetivo es aprender jugando, con dibujos, personajes, retos…y, al mismo tiempo, quitar dramatismo a la enfermedad en este grupo de edad”.

Referencias

1.IMS Institute for Healthcare Informatics. Patient Apps for Improved Healthcare. From Novelty to Mainstream.
2.Research2guidance. Diabetes apps that primary focus on diabetes that were / are / will be listed on the Apple App Store and Google Play Store in that year
3.Informe anual sobre las apps en España 2013. The App Date
4.Sociedad Española de Diabetes (SED)
5.Hou C. et al. Do Mobile Phone Applications Improve Glycemic Control (HbA1c) in the Self-management of Diabetes? A Systematic Review, Meta-analysis, and GRADE of 14 Randomized Trials. Diabetes Care 2016 Nov, 39 (11): 2089-2095.